Dimisión del Alcalde

Sariegos - 22/11/2016

A las 9:10 del día de hoy, 22 de noviembre de 2016, D. Juan Llamazares Álvarez ha formalizado su renuncia como Alcalde del Ayuntamiento de Sariegos ante el Pleno de la institución. A continuación se transcribe el discurso pronunciado por el alcalde dimisionario en la mencionada sesión extraordinaria del Pleno:

“Buenos días,

Este pleno ha sido convocado para informar de mi renuncia como alcalde del Ayuntamiento de Sariegos. Ha sido casi año y medio en el cargo, un tiempo que me ha servido para aprender mucho, disfrutar del cariño y lealtad de muchas personas y también para entender por qué muchos han calificado de “complejo” a este Municipio.

Llegué a la alcaldía con el apoyo del PSOE y de Sariegos Despierta. A los seis meses me vi en la obligación de prescindir del Primer Teniente de Alcalde, el Sr. Espeso, por falta de confianza y muestras continuas de deslealtad. Fueron pocos meses de convivencia en el que rápido detecté esas anomalías, al tratarse, bajo mi humilde criterio, de una persona que, sin ningún vínculo a este Municipio, usaba el mismo para sus venganzas personales contra unos y otros. Esos unos y otros que, por cierto, rápido le rindieron pleitesía en su afán de librarse de este Alcalde que les habla y quizá también por una agónica sensación de miedo.

A partir de enero de 2016 solo he contado con el apoyo del PSOE, cuyo líder, el Sr. Carlos Blanco, ha realizado un trabajo encomiable, especialmente en el área de Urbanismo, y con quien he coliderado todas y cada una de las decisiones que hemos tomado. Quedan en el aire, esperemos que se mantengan, acciones como el paseo del Rio Bernesga, el parque infantil de Carbajal (proyecto consensuado con las familias), la sustitución de todas redes de fibrocemento y el arreglo de los depósitos de agua, realización de piscina exterior con  cafetería, actuaciones para adecentar y crear una verdadera entrada en el pueblo de Carbajal, y un largo etcétera. Todo ello con un saldo positivo a día de hoy de más de 1,2 millones de euros, lo que permitirá abordar todos estos proyectos y absorber sin problema la bajada del 20% en el IBI urbano que hemos aprobado recientemente.

Solo tengo palabras de agradecimiento hacia los compañeros del PSOE, Carlos y Juanma, por su enorme trabajo, pero, sobre todo, por su capacidad para trabajar en equipo y su lealtad hacia mi persona y al Ayuntamiento.

Mi compañera, María del Mar, quien ha dedicado todas las horas del día a este Municipio, a los ciudadanos, a las personas de la casa, trabajadora incansable y motor del equipo de Gobierno, ha sido la persona que menos ha merecido este desprecio por parte de la política. Mi gratitud, cariño y reconocimiento para la persona que mejor representa los valores del partido Ciudadanos.

Precisamente es María del Mar, concejala de Participación Ciudadana (entre otros muchos quehaceres), quien ha formado un grupo de vecinos, que cada día era más numeroso, como el colectivo F8, las llamadas “voluntarias”, etcétera, que desinteresadamente han trabajado de forma sobresaliente en múltiples tareas y que han sido fundamentales para el desarrollo y ejecución de muchos proyectos. La participación ciudadana es el mejor síntoma de que una institución pública, tan cercana como deben ser los Ayuntamientos, funciona de verdad, lejos de personalismos y de intereses privados. A todos ellos mi agradecimiento más sincero.

Cansado ya de las continuas zancadillas, solo fundadas en el afán de destruir el gobierno municipal aún a costa del propio Municipio, presento mi dimisión como alcalde. Sorprendido de que unos y otros solo defiendan sus intereses personales y siendo consciente que este Ayuntamiento solo tendrá arreglo el día en que muchos de ustedes se vayan y dejen paso a nuevas personas sin mochila, sin ataduras, libres, a los que solo les preocupe gestionar los recursos de la mejor manera posible para todos los vecinos, sin amigos a los que beneficiar y sin enemigos a los que perjudicar y, sobre todo, con una verdadera vocación pública que nada tenga que ver con el beneficio personal y con el único objetivo de la satisfacción por el trabajo bien hecho.

También sé que he cometido muchos errores, debido sobre todo a mi inexperiencia. En este sentido no tengo más que palabras de agradecimiento hacia los compañeros que trabajan en esta casa, su compromiso y dedicación son algo que los políticos deberíamos utilizar como ejemplo cuando decidimos ejercer el cargo público. Con ellos he aprendido mucho, he contado con toda su ayuda desde el primer día y no puedo más que darles mis gracias más sinceras, a todos ellos. Sin embargo sí quiero destacar la figura del Secretario-Interventor, quien también ha sido objeto de críticas por algunos de ustedes, porque a mí me ha demostrado una lealtad absoluta a este Ayuntamiento, a la ley, al rigor y al buen hacer.

Estos errores que he cometido, sin embargo,  no han sido los desencadenantes de su ira y por tanto los que han definido su política contra el equipo de Gobierno. Reconózcanlo, a ustedes lo que les duele es que gente nueva, sin pasado que ocultar, sin nada propio que defender y sin ambición personal malentendida, se haya hecho cargo del Municipio, y, ¡oye!, pasando los meses, quizá hasta han tenido miedo a que no lo hiciéramos tan mal y los vecinos se diesen cuenta que, de verdad, otra forma de hacer política es posible.

Me voy con la conciencia tranquila, lo he hecho lo mejor que he podido, le he puesto toda mi ilusión y le he dedicado todo el tiempo que mis quehaceres me han permitido. Los resultados creo que no han sido malos, gracias más al equipo de gente que me ha rodeado que a mí mismo, eso sí. Precisamente, esto es lo único que ustedes (y también otros) no me podrán arrebatar, la ILUSIÓN. Sigo, seguimos mi compañera y yo, con las mismas ganas y la misma fuerza que el primer día, tanto si estamos en el equipo de gobierno como si nos toca estar fuera del mismo. Porque, señores, quitarnos la ilusión es algo que no está a su alcance.

Se abre ahora un periodo de cierta incertidumbre. Desde Ciudadanos, en la oposición, sí prometemos lealtad hacia la Institución y hacia el nuevo alcalde, esa lealtad que ustedes me han negado.

Muchas gracias.”

Fondo